Apoyo a emprendedores. Engordar al cerdo para luego comérselo

En otra brillante exposición de la alcaldesa de Madrid fuera de nuestras fronteras, en esta ocasión en el Foro de Davos, ha dejado otra perla para aquellos que somos maliciosos nos podamos cebar con la alcaldesa sin “currículum”.

Resulta que la gran apuesta para acabar con el paro en la ciudad de Madrid es el apoyo a los emprendedores. El paro juvenil, de España y de Madrid por ende, no se puede solucionar haciendo emprendedores. Parece que emprender es algo a lo que toda la población de parados pueda acceder, sin tener en cuenta que necesitas dos cosas, negocio real en el que poder emprender y una formación y espíritu especiales de aquella persona que emprende.

Emprendedores

¿Por qué tienen nuestros políticos este afán de ver en los emprendedores como los salvadores de la patria? Los políticos no tienen ni idea de qué es emprender un negocio, ¿alguno lo ha hecho alguna vez? En este contexto de atonía del consumo, dificultad en acceso al crédito y sobre todo incertidumbre, no sólo pagar el 50% en seguridad social o tener una amnistía fiscal durante un periodo de tiempo son suficientes para arriesgar tu patrimonio personal y pensar en crear empresa. Una auténtica medalla al mérito hay que poner a los 12.000 emprendedores que en 2013 se han lanzado a esta aventura en Madrid que es emprender. Teniendo en cuenta que en la ciudad de Madrid hay más de 240.000 parados registrados, sólo tendremos que esperar, si todo se da bien, 20 años para que la política especial de creación de empleo de nuestro Ayuntamiento surja efecto y desaparezca el paro, porque lo cierto es que en 2013 los parados registrados en Madrid sólo han descendido en 2.933 personas, lo que quiere decir que aún cuando creemos 12.000 nuevas empresas se sigue destruyendo empleo en las empresas ya activas.

 La verdad es que siempre he visto en esto de las políticas de ayuda y subvención algo oscuro, y en este caso de los emprendedores no es más que otra jugada con algún fin que sólo sin pensamos mal acertaremos. A esas empresas activas que siguen destruyendo empleo nuestro Ayuntamiento de Madrid no se lo ha puesto nada fácil. Por un momento analicemos que ha pasado con el IBI, impuesto de bienes inmuebles o el IAE, impuesto de actividades económicas, que gestiona el Ayuntamiento. Sirva como referencia que a las subidas acumuladas durante años anteriores para este 2014 los presupuestos de Ana Botella incrementan de media un 6,4% el IBI, y un 2% el IAE.  Esto supone que gran parte de las Ayudas para creación de empresas del Ayuntamiento las pagaremos el resto de empresas ya asentadas con estas subidas de impuestos, y muchas de estas nuevas empresas vendrán a competir con las ya establecidas con unas ventajas fiscales frente a las que están pagando las empresas ya existentes. Vamos, libre mercado y respeto a la competencia en su más claro exponente.

 Aún así no seré yo el que no preste una mano a aquel que quiere emprender, se merece esa ayuda y toda la del mundo, pues ya tiene mérito, pero lo malicioso de todo esto es que el verdadero fondo de nuestros administradores locales no es otro que seguir perpetuando su especie, seguir teniendo cerdos que engordar, nuevas Pymes a las que dentro de unos años, después de ayudarles a nacer, las abandonarán, subirán los impuestos que quieren cobrarles y seguirán manteniendo junto al esfuerzo de los ciudadanos a políticos, altos cargos, aventuras olímpicas, pago a corruptos, y tramas insospechadas.

Vamos, lo dicho, el apoyo a Emprendedores no tiene otro fin que engordarlos para luego comérselos.

 Miguel Ángel Robles

 

Dejar un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*