Hazte Extranjero. La campaña de Campofrío para esta Navidad que puede ser una “cerdada”

Tanto a los que estamos inmersos en el mundo del marketing, la publicidad y los medios cómo a gran parte de la sociedad, nos será estas navidades muy difícil no estar atentos a esta nueva campaña de publicidad de la empresa Campofrío, que ha comenzado con el lema de Hazte Extranjero, en la que con un tono de humor y sarcasmo lleno de ingenio, está consiguiendo brillantes objetivos como son, levantar expectación y que muchos hablemos de ella.

HAZTE EXTRANJERO

Mi más sincera felicitación a los publicistas que han diseñado la misma, con una capacidad de viralidad significativa y una prueba más de que ingenio no nos falta en nuestro país. Pero la verdad, cuando he querido rascar en las entrañas de Google para conocer más de esta campaña tan interesante, he encontrado un reverso tenebroso que puede hacer que la campaña sea perfecta en forma, pero tenga tantos fallos en su origen en el fondo, que la convierta en un fiasco.

La verdad es que yo me encontraba entre uno de esos ilusos que sacaba pecho cuando veía en viajes a países extranjeros esos camioncitos con el logotipo de Campofrío y que desde otras campañas publicitarias de la marca nos habían enseñado paseando por ciudades como Nueva York. Los veía y pensaba, “aquí está el potencial de nuestro país, que nadie se ría de nosotros, somos grandes”. Han dicho que nuestro país es de esos de Europa llamados PIGS (cerdos), y mira, de hacer trozos de cerdos y exportarlos a todo el mundo, tenemos una gran compañía española, Campofrío. Es más, el año pasado hasta nos alentaban desde otra campaña publicitaria de Campofrío a ensalzar aspectos que hacían a nuestro país ser grande, un currículum de todos, recuerdas, con Fofito, Chus Lampreabe, Santiago Segura, Luis del Olmo, etc.

Lo malo, es que la historia de Campofrío es idéntica a la de otras tantas empresas del sector de alimentación en nuestro país. Primeras generaciones de empresarios, con una capacidad de emprender y crear riqueza impresionante, que ellos junto al esfuerzo de los trabajadores españoles que les acompañaban en esta aventura empresarial, fueron creciendo, desarrollándose y haciendo grande su empresa y haciendo grande a nuestro país. José Luis Ballvé, fundó Campofrío en 1952, con ocho trabajadores y un socio, que en su primer día de trabajo consiguieron matar ocho cerdos. Su buena gestión en este comienzo llevó a la compañía a tener más de tres mil trabajadores en España y múltiples plantas de producción en España y fuera de ella.

Las siguientes generaciones de la Familia Ballvé, con la motivación de crecer y hacer más grande la compañía, fueron llegando a acuerdos y haciendo movimientos corporativos, ventas y compras de participaciones, que les llevó hasta el éxito. En este paso del tiempo, como era de esperar, se fue perdiendo el control, pero habían conseguido pasar de matar ocho cerdos al día a hacer un imperio en el sector de la alimentación. Y mientras yo orgulloso, empresa multinacional de origen español, en el que aun siendo minoritarios, existía capital español de la familia fundadora, e incluso, entidades como CaixaBank por su apoyo financiero, también participan en ella minoritariamente. Lo malo de esto y como suelen acabar estas historias, hace unos meses la familia Ballvé y CaixaBank vendieron su participaciones en la compañía y hoy en día no existe ni rastro en ella de capital español, estando dominada Campofrío por Mexicanos y Chinos.

Una vez conocida de forma básica esta historia tengo ganas de saber que pasará en los próximos días con esta campaña. La misma ha comenzado con una serie de anuncios basados en este lema de Hazte Extranjero, en la que actores de distintas nacionalidades alaban las virtudes de sus países en una comparativa que pone más en evidencia los problemas que todos conocemos de España, mostrándolo como un país de pandereta. Además la campaña se apoya en una web, www.hazteextranjero.com en la que repiten las piezas de vídeo de la televisión, deja que elijas el país del que quieres hacerte extranjero, dándote 196 posibilidades diferentes para tramitar tu nueva nacionalidad.

¿Cuál será el siguiente paso?. Es muy posible que de verdad nos animen a hacernos extranjeros, tengamos en cuenta que Campofrío ya es extranjera. O quizás vuelvan a tomar el camino del año pasado y dar la vuelta a la comunicación en los próximos días ensalzando nuevamente los hitos y virtudes de España, intentando tocar nuestra fibra emocional hacia una marca española, pero si es así habrá un problema, esta marca ya no es española, por tanto la verdad es que yo me sentiré engañado si este es el camino que se siguiera, es más me parecería una “cerdada”, algo así como reírse de los españoles, tocando las emociones para seguir comprando Campofrío basándose en ese instinto patriota cuando la empresa ya es de verdad extranjera.

Lo que si espero es que por lo menos Campofrío, a pesar de ser Mexicana y China, siga utilizando a los “cerdos españoles” para su producción, así al menos algo del negocio se quedará en nuestro país, pero ya sabemos lo que puede pasar al haber perdido ese vínculo societario español, lo mismo Campofrío acaba haciendo Tacos y Rollitos de Primavera, sin necesitar para nada a “los cerdos españoles”. La industria alimentaría tenía que haber sido un estandarte de nuestro país y espero que todo se reconduzca para que así sea. Pescanova y Panrico, cada una por motivos diferentes, están como están, otro síntoma más de nuestras debilidades reales, esas que la campaña Hazte Extranjero ponen en evidencia. Espero que la pérdida de control por parte española de Campofrío no sea el principio de otra pérdida de valor para nuestro país y nunca tenga que decir que esta campaña de publicidad fue una “cerdada”.

Miguel Angel Robles

5 comments to Hazte Extranjero. La campaña de Campofrío para esta Navidad que puede ser una “cerdada”

  • Julio Aliaga  says:

    Como esperabas, e intuías, igual que muchos de nosotros, los tiros de la conclusión de la campaña iban por ahí, por el “ensalzando nuevamente los hitos y virtudes de España”.

    Enlace a la conclusión de la campaña en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=Mz7NtodrluE

    • Miguel Angel Robles  says:

      Crónica de una muerte anunciada. Cómo se suele decir, mataron el Cerdo y ellos sólo se lo comieron. A mi particularmente me da pena que primero nos ridiculicen y luego se rían de nosotros, sacándonos emociones patrióticas que ni los anteriores dueños de Campofrío tenían y seguro que mucho menos los actuales Mexicanos y Chinos. Seguimos descapitalizando nuestro país, dejando en manos de extranjeros nuestras empresas y el futuro de nuestros empleos.

  • Ganesh  says:

    Estoy más que de acuerdo contigo Miguel Angel.
    Desafortunadamente, hace tiempo que gran parte de los cerdos de esa empresa no son españoles…
    Es más, creo que gran parte de la producción de chorizo de esa marca se hace en Francia… Si, si, el chorizo de esa marca que nos comemos aqui en España…
    PD: la banda sonora del anuncio no es de un grupo Frances?

  • […] eso recomiendo firmemente el fantástico post de Miguel Angel Robles al respecto y, de paso, os recomiendo encarecidamente echéis un vistazo al […]

  • Angel  says:

    Tal y como te adelante via @twitter, he esperado a la resolución de la campaña para darte mi opinión. No me irrita tanto el tema de la propiedad accionarial de la compañía, lo que de verdad me parece un despropósito son la escala de valores defendidos en el anuncio. Si estas son las virtudes que encuentra Campofrío en nuestro país (dar abrazos, el humor, etc.) en lugar de la innovación, creatividad, calidad, etc, pido desde tu tribuna que Marca España, Foro de Marcas Renombradas, etc expulsen a esta compañía de su pool de empresas por atentar contra los principios básicos de la entidad pública. Marca España defendiendo innovación y uno de los sus socios defendiendo como valor que “cocinamos para tres y comen catorce…” lo siento no me parece coherente.

Dejar un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*