La mentira de los recortes del gobierno, rtve y las Pymes

Como decenas de millares de propietarios y gerentes de Pymes, los días como este pasado viernes, con el cierre del IVA, que tenemos que pagar sin cobrarlo, y el pago de las retenciones, lo he dedicado más a gestionar la recaudación que hago de manera forzosa a nuestra Hacienda Pública, que al desarrollo de mi negocio. Esto me ha obligó a quedarme a comer en el bar de enfrente de la oficina, para poder dedicar la tarde a preocuparme de mi negocio. Lo cual se me antoja paradójico, siendo las 4 de la tarde de un viernes, y teniendo en cuenta el número de funcionarios de nuestro Ministerio de Hacienda que estarían a esas horas en su puesto de trabajo. Claro, que entiendo que se hayan ido a su casa, al haber realizado yo mismo una parte de su trabajo de recaudación desde mi oficina. 

Lo malo del viernes, no fue ser recaudador por un día para Hacienda sin que nadie me pague por ello, lo malo fue cuando en la televisión del bar donde comía tenían puesta la Primera de Televisión Española. Por la hora, coincidía  con el programa Corazón Corazón, y como además del filete con patatas que tenía delante, pretendía distraerme con algo, levante la mirada y en grandes titulares aparecía “Relación Rota”, y unas imágenes de un tal Alberto Isla y la hija de Isabel Pantoja. Tal magno acontecimiento me llamó tanto la atención que me quedé atentamente visionando el resto de los más de 20 minutos que han dedicado en este programa de la televisión pública a la hija de Isabel Pantoja, la propia Isabel Pantoja, y al tal Alberto Isla, que según parece ya no podrá ir a Cantora a deleitarse con la espectacular voz de su ya ex cuñado Kiko Rivera.

Después de estar hablando con asesores sobre cómo aplazar el IVA, dado que aún no lo he cobrado de mis clientes, con Bancos para gestionar el pago del IRPF y haciendo números y cábalas, el filete con patatas me podía haber ayudado a darme fuerzas para continuar, pero lo cierto es que se me revolvió tanto el estómago, viendo como sin ningún pudor en nuestra televisión pública dedican el tiempo a promocionar a “boleros”, (los que hacen bolos), hijos de condenados por delitos fiscales y contra la hacienda pública, que las fuerzas sólo me dieron para escribir este post por la tarde.

Hace unos días la SEPI, (Sociedad Estatal de Promoción Industrial), inyecto 130 millones de euros en Radio Televisión Española, para salvarla de la quiebra por las pérdidas acumuladas que superan los 700 millones de Euros, en la misma televisión que se gasta nuestro dinero en promocionar a esta panda, para que luego el cache en sus conciertos y bolos suba. Si eso es ya en sí mismo un sinsentido, cuando ves lo que hace nuestro gobierno por promocionar la Industria en la Pyme, ya no sólo se te revuelve en el estómago el filete, sino hasta tu primera papilla.

Para aquellos que no lo sepan, existe una Sociedad Estatal dependiente del Ministerio de Industria que concede Préstamos Participativos a PYMES, denominada ENISA. Los fondos de esta sociedad para apoyar a las Pymes, según reza en su propia página web, son de 98 millones de Euros, que reparten en financiación a las Pymes, que luego tendrán que devolver. Un destino, mejor y más noble que los 130 millones para RTVE, que a buen seguro son a fondo perdido. 

Post Rtve

¡Señores cierren, vendan, dinamiten ya RTVE! Se han dejado miles de millones de Euros en mantener algo que para el estado de libertades de nuestro país no es necesario. Cierren ésta y el resto de Televisiones Públicas, dejen de hacer caso a los sindicatos que piden salvar empleos, al tiempo que se meten el 20% de los fondos de educación en sus bolsillos. Que sí, que será un drama para los miles de trabajadores de estas televisiones, pero como sigan así será un drama para los millones de autónomos y trabajadores que tienen las Pymes. Busquen una solución para esos trabajadores de rtve, pero dejen de ser unos cobardes irresponsables.  

Nuestro Presidente, aparte de llenarse la boca reconociendo que la austeridad debe mantenerse en la Administración y reclamar, no se a quién, apoyo a las Pymes incrementando los fondos estructurales para ellas, sin aplicarse el mismo ninguna medida de apoyo, debería asumir que la auténtica realidad de nuestro país es que la deuda del estado ha tocado su máximo histórico y que cada españolito en edad de trabajar está hipotecado en más de 45.000 Euros, porque esa es la cantidad que debemos cada uno gracias a la deuda acumulada  por el estado, lo que casi supone el PIB de todo el país durante todo un año.

Señores Rajoy y Montoro, ustedes no tienen ni P… idea de lo que significa la palabra austeridad. Ni ustedes ni ninguno de los políticos ni gobernantes de este país que durante años han despilfarrado el esfuerzo que los ciudadanos hemos realizado. Ustedes sigan poniendo dinero en RTVE para hablar 20 minutos de “La Chabelita”, “El Isla” y “La Pantoja”, no se preocupen. Ustedes y sus palmeros, los “Terciado, Fernández, Amor y Rosell”, que siguen sin levantar la voz en defensa de los interese de las Pymes y Autónomos cómo les correspondería, sigan haciendo esta vaca más gorda y endeudando a los hijos, de los hijos, de nuestros hijos. De verdad no se preocupen, aquí estaremos una panda de tontos intentando sacar nuestra Pyme o negocio adelante a pesar de las dificultades. Tranquilos que seguiremos trabajando para que ustedes recauden el dinero que despilfarran.

No busquen excusas en el origen de la deuda en mantener la Sanidad, Educación, Investigación y Desarrollo, eso no hace falta ni tocarlo, es más deberían destinar más recursos a algo tan necesario, lo que tienen que hacer es dejar de despilfarrar nuestro dinero, dejen de gastar en idioteces como esta. Hay algunos que quieren seguir manteniendo empresas estatales como RTVE y hacer más aún, esos que les llaman a ustedes “Casta”, pero yo, a unos y a otros, los que les llamo es “Peste”.

Miguel Angel Robles Elez-Villarroel

Dejar un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*